lunes, 13 de junio de 2011

UN PASEO POR EL CENTRO EDUCATIVO ISAURO ARANCIBIA


"Somos una escuela pública que todos los días soñamos este sueño colectivo que es el Isauro, sueño que se nos impuso… porque no lo habíamos soñado…..los chicos/as comenzaron a venir y tal vez sin saber lo fueron construyendo….pero cuando nos dimos cuenta supimos todos que necesitábamos esta construcción para ser felices".


Photobucket
Y quien les escribe, es un agradecido, porque tiene el privilegio de participar desde programa de ENoF de ese sueño colectivo, compartiendo un espacio de enseñanza tan rico los días martes en los Talleres de Panadería y Cocina a contraturno, que son de asistencia voluntaria.

Les dejo algunas imágenes de los mismos y de sus participantes. También instantáneas de otros momentos de la jornada escolar, como el horario comedor, biblioteca, el jardín de infantes, etc.



Photobucket

Alí y Lucas preparando la grana

Photobucket

Los chicos de la mañana preparando escones de queso.

Photobucket

Lucas desmenuzando la manteca en la harina.

Photobucket

La mise en place.

Photobucket

La grana

Photobucket

Yin y Yang


LA RECETA

INGREDIENTES

1 kg de harina 0000

250 g huevos

10 g de azúcar

250 cc de leche

250 g de manteca

40 g de polvo de hornear

150 g queso Mar del Plata

150 g queso pategras o sardo


PROCEDIMIENTO

  1. Cernir la harina con el polvo de hornear. Disponer sobre la mesa o en un bol.
  2. Hacer un hueco en el medio y agregar la manteca y desmenuzar con los dedos. Incorporar el azúcar. Mezclar.
  3. Rallar los quesos.
  4. Mezclar los huevos con la leche y los quesos. Batir ligeramente. Verter en la mezcla anterior.
  5. Unir suavemente con las manos lo necesario para ligar la masa.
  6. Cortar con un molde. Disponer las piezas sobre una asadera enmatecada y pintar con huevo y leche.
  7. Cocinar a 200 º 10 a 15, según el horno.


Photobucket

Copiando la receta.

Photobucket

La receta reconstruida en el pizarrón.

Photobucket

Miguel Ángel

Photobucket

Bandeja de escones de queso


Por la tarde los chicos y chicas elaboraron una torta de naranja, ideal para el mate o la merienda.


Photobucket

Marisol es la benjamina del grupo.

Photobucket

Juan accionando la batidora, Fabían cortando manteca, Dante y Magalí.

Photobucket

Mientras se cocina la torta, pasamos la receta al pizarrón.

Photobucket

Magalí escribe y Dante y Juan copian.



LA RECETA


INGREDIENTES

5 huevos

170 cc de jugo de naranja

225 g de azúcar molida

300 g de harina

150 g de manteca

15 g de polvo de hornear

1 cda ralladura de naranja

100 g de fruta confitada

*azúcar impalpable para la cubierta


PROCEDIMIENTO

  1. Batir la manteca con el azúcar hasta formar una crema.
  2. Agregar los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición.
  3. Tamizar la harina junto con el polvo para hornear.
  4. Incorporar al batido alternando con el jugo de naranja, mezclando suavemente.
  5. Añadir la fruta y ralladura. Mezclar.
  6. Verter en un molde enmantecado y enharinado.
  7. Cocer en horno suave de 40 a 50 minutos.
  8. Desmoldar sobre rejilla.
  9. Servir fría espolvoreada con el azúcar impalpable.

Photobucket

La torta en el horno.



Los estudiantes, tienen su lugar de origen en el conurbano bonaerense y la CABA, y transitan y/o se alojan alternadamente en diferentes espacios: estaciones de tren de Constitución, Retiro u Once; paradores; hogares; institutos, hogares de familiares o conocidos, etc. Muchos pertenecientes a familias empobrecidas y desintegradas y otros hijos de padres también criados en situación de calle. La trayectoria educativa de estos jóvenes es nula en algunos casos, o inestable, conflictiva e inconclusa en otros.

Forman “ranchadas” en las estaciones, que son pequeños grupos de pertenencia a partir de los que se relacionan con otros.
Las problemáticas más frecuentes por las que atraviesan tienen que ver con la delincuencia, las adicciones, los embarazos precoces y no deseados, todo esto enmarcado en un clima hostil de falta de oportunidades.

La escuela Isauro Arancibia, se ha convertido en un lugar de referencia y contención para estos chicos y chicas, quienes invitan a otros a partir del boca a boca, por lo que la matrícula mantiene una proyección en aumento de manera sostenida.


Photobucket

Al mediodía en el comedor.

Photobucket

Marisol, Tati y Florencia conversan la Seño Emilia. Detrás se ven los peques de Jardín con las seños. Soledad, Graciela y Eva.

Photobucket

Desde otro ángulo.

Photobucket

Corcho y Florencia.

Photobucket

Las profes. Pilar y Élida en la sala de profesores corrigiendo.

Photobucket

La biblioteca del Isauro.


EL JARDÍN DEL ISAURO

El objetivo principal que sostenemos para luego poder continuar, es aquel en que los niños, las niñas y sus familias puedan contar con un espacio de contención, atención, sostén y de referencia particular y familiar.

Un espacio que garantice la atención básica, el cuidado cotidiano, la mirada puesta en el desarrollo de los niños y niñas, que le permita a sus madres y padres asistir a la escuela con la tranquilidad de saber que sus hijos están cuidados y resguardados de los peligros a que están acostumbrados, que hay alguien que les brinda afecto, que le enseña y tiene en cuenta sus aprendizajes, sus logros.




Photobucket

¿Qué miran?

Photobucket

Absortos.

Photobucket

Debe estar bueno.

Photobucket

Parece que si.

Photobucket

No hay dudas de que si.

Photobucket

Que misterio.

Photobucket

¿Qué será?

Photobucket

Pinta de ser divertido.

Photobucket

Y serio a la vez.

Photobucket

Las responsables de tanta atención.

Photobucket

Saludando al club de fans

Photobucket

El gusto es mio.

Photobucket

¿Cómo está ud.?

Photobucket

Yo bien, gracias.

Photobucket

Che, parece que hubo una fiesta por allá.

Photobucket

¿Verdad que si?





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada