lunes, 27 de septiembre de 2010

Más largo que esperanza de pobre


Sabido es que el afán por destacarse en la vida data desde siempre y es incontenible. Se alega que es un rasgo de personalidad sano, ya que marca en cierta medida nuestro lugar en el mundo.

Los países no son ajenos a este mecanismo, de allí que la idiosincracia de cada colectivad evidencia a grandes rasgos las virtudes más sobresalientes y los excesos más notables.


Ante Brasil donde las cosas parecen ser "lo ma grande du mundo", el ego argentino aporta lo suyo: la calle más larga o la avenida más ancha, nos da pie para decir que aquí tenemos la más larga y la más ancha.
En fin, los ejemplos sobran al igual que los matices y de estas cosas vive el libro Guinnes.

Ahora bien, el evento no es nuevo y (aunque es una mala noticia para muchos) parece indubitable: el chorizo más largo del mundo, lo tienen los españoles. Para ser exactos en Puertollano en la provincia de Ciudad Real, los pagos de mi amiga la gitanilla Guale.

Para que se vayan haciendo una idea, semejante cosa mide 1019 metros y pesa 750 kilogramos. Mejor dicho medía y pesaba, porque luego de hecho, se lo manducaron a conciencia.

¡Ahijuna con la lobuna! Cosas vedere Sancho ¡Homérico!

curioso

¡Que lo parió!

2 comentarios:

  1. eso es tener arte, menudo chorizo mas largo da pa los bocatas de un colegio durante un mes lo menos jeejeje curiosooo y muy divertido, y que ricoooo por dios

    ResponderEliminar
  2. Pues si Remelaka, una pasada de bocata. Pero no lo dejaron enfriar, se lo comieron too, ni el aroma quedó.

    ResponderEliminar