miércoles, 21 de octubre de 2009

FOCACCIA


La focaccia (/focacha/, ‘hogaza’ en italiano) es una especie de pan plano cubierto con especias y otros productos alimenticios. Se trata de un plato muy tradicional de la cocina italiana muy relacionado con la popular pizza.

La receta básica de este preparado se cree que procede de los antiguos Etruscos o los antiguos griegos, no obstante es considerado como una famosa delicia de la gastronomía de Liguria, denominada fûgassa en ligur.

La especialidad local denominada focaccia con formaggio (con queso) se elabora frecuentemente en Recco, localidad cercana a Génova.

La focaccia es muy popular en Italia y generalmente se aliña con aceite de oliva y hierbas locales, a las que se añaden queso y carne, todo ello aromatizado con diversas verduras. La masa de la focaccia es similar en estilo a la de la pizza, consistiendo en harina con alto contenido de gluten, aceite, agua, azúcar, sal y levadura.

La focaccia se emplea extensivamente fuera de Italia como un sándwich. En Argentina además de la típicas focaccie ligures existen variedades llamadas fugazas y fugazetas, nombres derivados del ligur fûgassa.





Foto tomada de:
http://farm3.static.flickr.com/2281/2509090157_001a8602dd.jpg
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Focaccia


Ingredientes


  • 1 kg. de harina 0000
  • 600 g de agua
  • 1 cda. de extracto de malta
  • 100 cc. de aceite de oliva para la masa
  • 20 g de sal fina
  • 2 cdas. sal entrefina + c/n de agua
  • 100 cc de aceite de oliva para la terminación
  • 20 g de levadura fresca
  • Hierbas frescas como por ej. romero o salvia


Procedimiento


Disponer la harina sobre la mesa en fuente. Agregar la levadura, el extracto de malta, la sal sobre los bordes de la harina (evitar que toque la levadura) el agua y aceite de oliva.
Amasar hasta que se despegue la masa de las manos y de la mesa, tomando una textura suave, blanda y lisa. Hacer un bollo cerrándolo bien.

Dejar reposar hasta que duplique su tamaño tapando el bollo para que no se reseque. Pasar a una lata o fuente de horno. Estirar punteando con los dedos. Espolvorear con la sal entre fina, mojar con un poco de agua y aceite de oliva y las especias.

Dejar puntear la masa una vez más. Cocinar hasta que esté dorada y crocante.




No hay comentarios:

Publicar un comentario