sábado, 23 de noviembre de 2013

BORSCH


El borsch se consume masivamente en Ucrania (de donde se admite que es originario), pero debe entenderse que este plato constituye parte de la herencia culinaria de muchos de los países del Este de Europa y Europa Central. 
La sopa denominada barščiai en lituano es a menudo servida como Borschtsch en alemán (en Prusia Oriental donde el plato es nativo se denominaba Bartsch), barszcz en Polaco,  borsch en Ruso y Ucraniano, y borş en Rumano. 

El borsch ha traspasado fronteras, con los movimientos migratorios de las comunidades judías desde Europa Oriental hacia América Latina. 

Existen dos principales variantes de este plato, a los que se refiere generalmente como borsch frío y caliente. Ambos se sirven con remolacha (betabel) pero se sirven y se preparan de forma diferente.

Borsch caliente
El borsch caliente es el más popular y es la sopa que contiene una mayor cantidad de ingredientes opcionales. Dependiendo de la gastronomía puede incluir diferentes verduras (judías, col, zanahoria, pepino, patatas, cebollas, o tomates), setas y carnes (pollo, cerdo o ternera). En este caso es más similar a un cocido que a una sopa y suele comerse acompañado de carne y un poco de pan.

Borsch frío
Se come en diversas culturas, como en la judía de origen europeo (Lituania, Rusia y Ucrania) donde es muy común esta modalidad. El borsch frío es a menudo servido como una sopa dulce, que consiste en rodajas de remolacha cocinadas en caldo, opcionalmente con zumo de limón, cebolla picada y algo de azúcar. 

Se sirve el caldo con los pedazos de remolacha, a menudo con alguna patata cocida y algo de crema ácida que pone un contraste con la dulzura de la sopa. La crema ácida no se mezcla con la sopa, se sirve en el plato para que sea degustado mientras se toma la sopa con la cuchara.

http://es.wikipedia.org/wiki/Borsch

La preparamos y degustamos en el Centro Arévalo

 photo Borch_zps2e5e7069.jpg


LA RECETA


INGREDIENTES

500 g de pechito de cerdo
6 dientes de ajo enteros
1 carcasa de pollo
3 hojas de laurel
5 remolachas  ralladas
El jugo de 2 limones
2 zanahorias  cortadas
Sal y pimienta a gusto
4 papas  peladas y cortadas
1 ramito de perejil
150 g de extracto de tomate
50 cc de aceite de girasol
2 cebollas medianas
2 litros de agua
600 g repollo cortado juliana
300 g de crema de leche

PROCEDIMIENTO
  1. Trozar el pechito de cerdo y disponer dentro una cacerola con los dientes de ajo.
  2.  Sellar las piezas con la misma grasa de la carne sin agregar de aceite.
  3.  Retirar y pasar a una olla con 2 litros de agua fría.
  4. Dorar en la misma cacerola la carcasa de pollo.
  5. Pasar a la olla con el resto de la carne, añadir unos tallos de perejil (reservar las hojas), el repollo, las papas, las hojas de laurel, la sal, la pimienta y el jugo de limón.
  6. Llevar a hervor.
  7. Agregar a la cacerola el aceite y rehogar las cebollas, las zanahorias y las remolachas.
  8. Incorporar el extracto de tomate y sofreír unos minutos.
  9. Pasar la mezcla a la cacerola.
  10. Espumar a medida que resulte necesario.
  11. Al llegar al hervor bajar el fuego y mantener una cocción uniforme hasta que las verduras y la carne estén tiernas.
  12. Procesar todo, menos las carnes, debe quedar una crema algo espesa.
  13. El sabor debe ser ligeramente ácido y dulce.
  14. Según el gusto agregar más jugo de limón, vinagre o azúcar, sal y/o pimienta.
  15. Dejar enfriar y al servir incorporar un copete de crema de leche batida.
  16. Decorar con hojas de perejil.
  17. Si bien es una clásica sopa fría, se puede consumir caliente o tibia.

 photo 20131115_193054_zpsd3d775c3.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario