sábado, 26 de septiembre de 2009

QUICHE LORRAINE




En cocina, un quiche (IPA: [ki:ʃ]) es un tipo de tarta salada derivada de la cocina francesa.[1] Se elabora principalmente con una preparación de huevos y crema de leche mezclada con verduras y/o productos cárnicos, con la que se rellena un molde de masa quebrada. Se cocina al horno. La posibilidad de incluir otros alimentos en la elaboración del relleno permite que haya innumerables recetas con carne, vegetales (apio, pimientos, cebollas, puerros, etc.) y quesos diversos.

Origen

La palabra quiche se deriva del vocablo Küchen en el dialecto lorenés, hablado en la región de Lorena, en el noreste de Francia. Este término deriva a su vez del alemán Kuchen (pastel).
El quiche lorraine (originario de la región de Lorena, Francia) es conocido como la receta original de la que proceden todas las demás variantes de quiche. La palabra aparece por primera vez en Nancy, capital de Lorena, en 1605.[2] En un principio, el relleno se componía sólo de huevos y crema de leche o nata. En el siglo XIX, se le añadieron las pequeñas tiras de beicon que caracterizan el quiche lorraine de hoy en día.

Variantes

El queso no es un ingrediente de la receta original del quiche lorraine, pero se encuentra en su variante llamada quiche vosgienne, de la región francesa de los Vosgos (Francia), junto con trozos o tiras de jamón. Por extensión es frecuente incorporar a los quiches, quesos que se fundan facilmente.
Cuando se añade cebolla rehogada al relleno del quiche lorraine, se llama quiche alsacienne, típico de la región de Alsacia (Francia). Existe una variante muy conocida llamada tarta de cebolla o quiche de cebolla, cuyo relleno se compone de huevos, nata, y aros de cebolla rehogada.
Son igualmente conocidas las variantes más extendidas como el quiche mediterráneo, que incorpora una variedad de verduras mediterráneas como el tomate, los pimientos y el calabacín, el quiche de espinacas, quiche de champiñones, o quiche de puerros. Este último sin embargo, se suele preparar con un relleno hecho a partir de un roux ligado con nata y huevos.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Quiche


Por lo cual, y en vista de todo lo anterior, haremos nuestra propia combinación.




Ingredientes

  • 250 g de harina
  • 150 g de manteca
  • 4 huevos
  • 2 a 3 cdas de agua fría
  • 7 g de sal
  • 200 g panceta ahumada
  • 250 cc de crema de leche
  • 300 g de cebolla
  • 200 g de queso gruyere
  • sal, pimienta y nuez moscada


Procedimiento

Hacer una masa brissé (arenosa) con la harina, la manteca, 1 huevo, los 7 g de sal y el agua fría. Dejar descansar en un recipiente tapado o bolsa de plástico, en la heladera.

Cortar la panceta en tiras finas y la cebolla en una juliana mediana. Rehogar juntas con 25 g de manteca, comenzando por la panceta.

Cortar el queso gruyere en pequeñas fetas o rallarlo en tiras gruesas. Reservar.

Forrar un molde de tarta con la masa brissé. Pinchar el fondo con un tenedor y cocinar a blanco durante 15 minutos a horno bajo.

Batir los 3 huevos restantes. Incorporar crema de leche. Agregar la panceta y la cebolla rehogada, salpimentar y condimentar a gusto con la nuez moscada.

Verter la mezcla sobre la masa cocida a blanco. Distribuir homogéneamente.

Disponer sobre la superficie el queso gruyere.

Cocinar a horno moderado, hasta que la masa se separe de los bordes y con el relleno tome un color dorado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario