jueves, 12 de noviembre de 2009

DULCE de CAMOTE y ANANÁ





La batata, boniato, camote (del náhuatl camohtli), chaco o papa dulce (Ipomoea batatas ) es una planta de la familia Convolvulaceae, cultivada por su raíz tuberosa comestible.

Originaria de los trópicos de América Central, Sudamérica, ha sido domesticada y cultivada desde hace 8.000 años en el departamento de Ayacucho (Perú), habiéndose hallado representaciones de camote en numerosos ceramios precolombinos y restos de las raíces tuberosas en algunas tumbas, llegó a Europa en el siglo XVI y se ha difundido ampliamente en todo el mundo.

El boniato es un alimento reconocido como eficaz en la lucha contra la desnutrición debido a sus características nutritivas, facilidad de cultivo y productividad.

Esta planta tiene su origen en región Neotropical, donde de las muchas variedades que existen las más consumidas son el blanco, amarillo y morado. Sirven para preparar dulces y postres en combinación con frutas como la guayaba.
El nombre boniato proviene de una voz caribe, mientras que camote proviene del náhuatl camohtli. La palabra batata tiene origen taíno.[1]
En el Oriente de Venezuela recibe el nombre de chaco, probablemente originario de lengua guaiquerí.


Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Camote



Ananas comosus (L.) Merr., la piña o ananá, es una planta de la familia de las bromeliáceas, nativa de América del Sur. Es una planta perenne, de escaso porte y hojas duras y lanceoladas de hasta un metro de largo, que fructifica una vez cada tres años produciendo un único fruto fragante y dulce, muy apreciado en gastronomía, siendo, de todas las procedentes de América Latina la que más éxito tiene en Europa.

El fruto se aprecia para su consumo fresco y en conserva. En Occidente se usa habitualmente como postre, aunque cada vez más como ingrediente dulce en preparaciones de comida oriental. Cuando el ananá está maduro, la pulpa es firme pero flexible, las hojas se pueden arrancar de un fuerte tirón y el aroma es más intenso en la parte inferior. Debido al costo del transporte del fruto fresco y la concentración del consumo, se producen numerosos subproductos industrializados, en especial jugos y mermeladas. Del jugo se produce un vinagre excelente y muy aromático.

Entre las propiedades medicinales del mismo la más notable es la de la enzima proteolíctica llamada bromelina, que ayuda a metabolizar los alimentos. Es también diurético, ligeramente antiséptico, desintoxicante, antiácido y vermífugo. Se ha estudiado su uso como auxiliar en el tratamiento de la artritis reumatoide, la ciática, y el control de la obesidad.

Es rico en vitamina C y en fibra. La alta concentración de bromelina en la cáscara y otras partes ha llevado a su uso en decocto para aliviar infecciones laríngeas y faríngeas, así como en uso tópico para la cistitis y otras infecciones.

Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Anan%C3%A1_(fruta)


Ingredientes

  • 1 kg de camote
  • 1 kg de ananá pelado
  • 600 g de azúcar
  • el jugo de 1 limón
  • canela a gusto

Procedimiento

Hervir con cáscara el camote.

Blanquear 2 minutos el ananá en trozos. Procesar 100 cc del agua de blaqueo.

Disponer una cacerola sobre el fuego y agregar el azúcar con 200 cc de agua del balqueo de los ananá.

Llevar a hervor y hacer un almibar, punto hilo fuerte a fuego vivo. Limpiar que se van depositando en los bordes.

Agregar el ananá, y cocinar a fuego fuerte. Espumar y revolver.

Mientras tanto: escurrir bien los camotes cocidos, pelar y hacer un puré.

Pasar por un cedazo, para que no queden grumos.

Incorporar el puré de camotes a la cocción.

Revolver permanentemente para evitar que se pegue o queme.

Cuando espese lo suficiente, agregar el jugo de limón. Cocinar 3 a 5 minutos y envasar en frascos esterilizados.





Consumir como postre, merlada o combinar tibio, empolvoreado con canela molida con el helado de queso de la receta anterior.







miércoles, 4 de noviembre de 2009

HELADO DE QUESO





Ingredientes

  • ½ litro de leche
  • 6 yemas
  • 500 cc de crema de leche
  • 1 pote de queso crema grande
  • 200 g de azúcar impalpable
  • Vainilla

Procedimiento


Hacer una crema inglesa con la leche, el azúcar impalpable, las yemas y vainilla del siguiente modo.


Hervir la leche con vainilla (si se usa natural, y al final si se usa esencia artificial). Batir las yemas y el azúcar enérgicamente hasta blanquearlas.


Agregar la leche caliente lentamente. Seguir batiendo. Poner en un recipiente y cocinar a fuego moderado revolviendo hasta que espese y cubra la cuchara sin llegar a hervir.

Retirar del fuego y pasarlo por un tamiz para colar posibles grumos.

Poner la salsa filtrada en un bol de acero y este sobre una mezcla de hielo picado y sal. Seguir removiendo hasta enfriar completamente.

Agregar el queso crema y mezclar bien removiendo.


Batir la crema de leche para darle un poco de cuerpo y agregar a la mezcla anterior. Seguir removiendo y manteniendo frio el recipiente y la preparación.




Servir con dulce de camote y piña, tibio, nuestra próxima receta.